5 olores que no soportan los perros

Los perros destacan porque tienen un olfato muy evolucionado, por eso sienten y reconocen el ambiente de su alrededor, ya que cada fosa nasal del hocico capta unos olores y puede diferenciarse de donde viene cada uno de ellos. Además, es un sentido que se ha desarrollado a lo largo de la historia en los canes por motivos como el empleo de los mismos para la búsqueda y la caza.

Hay olores que a los seres humanos les pueden parecer molestos pero para los perros no lo son, el ejemplo más destacado es el de la orina y los excrementos, aromas que a los animales les sirve para recoger información de interés a través de sus órganos sexuales.

Todos los perros detestan algún que otro olor y se hallan en el día a día, en la casa o en los propios dueños, originando un estado de incomodidad en el hocico. A prosecución, se van a descubrir los 5 olores que más odian los perros.

El perro tiene el sentido del olfato muy desarrollado

1. El olor del vinagre

El vinagre es un olor intolerable, así que el dueño debe aprovechar para ponerlo en envases descubiertos, teniendo en cuenta que sobre todo se aconseja para sitios exteriores y así cuidar las plantas de los gatos o en este caso de los perros.

2. El olor del alcohol

Ningún perro tolera el alcohol, por lo que el dueño nunca debe emplearlo en caso de que tenga alguna herida, se reemplaza con agua y jabón o yendo al veterinario. Con la bebida alcohólica ocurre lo mismo, es muy incómoda para ellos, con lo que se tiene que mantener al margen.

3. El olor de los cítricos

Los gatos odian este olor al igual que sucede con los perros, quienes tienen un olfato que no pierde ningún detalle del entorno, además de que los cítricos sueltan un olor muy potente. Se produce un picor en las vías de respiración que causan un efecto molesto, además no solo es la fruta en sí, si no los aceites que tienen ese olor.

4. El olor del esmalte de uñas

A muchos individuos les apasiona el olor que sueltan los esmaltes de uñas pero este tipo de animales lo aborrecen y les crea una especie de estornudos y escozores en el hocico. Un elemento que está compuesto por distintos químicos como el formaldehído y el acetato, igual que ocurre con los quitaesmaltes, por eso se aconseja emplearlo sin acetona y adherirlos lejos de los perros.

5. El olor de distintos productos de limpieza

A las personas les gusta mucho los productos de limpieza que desprenden un olor fresco y deciden comprarlos, pero no hay que olvidar que los perros lo odian.

El amoniaco, el cloro y la lejía son tres de lo olores que detestan y no solo eso, sino que son perjudiciales ya que causan picor en las vías de respiración. Por eso se recomienda a las personas que tienen mascotas limpiar la casa mientras que otra persona saca al perro a dar un paseo, así se elude transformar esa labor en una práctica desapacible para el animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.