5 síntomas de un perro aburrido

El perro es un mamífero cuadrúpedo al que se le denomina científicamente Canis lupus familiaris, fue amaestrado hace más de 10.000 años, y hoy en día, coexiste con el ser humano como su mascota. Es un animal con una alta sociabilidad, además de que tiene una gran inteligencia y eso hace que necesite atención, amor y estimulación positiva por parte de su dueño.

Toda persona tiene que hacerse responsable de su mascota dándole mucho cariño, acariciándolo, y también realizando todo tipo de acciones para que sus necesidades estén cubiertas. A veces, el perro puede llegar a aburrirse por distintas razones como pasar solo varias horas en el hogar, no sentirse como un integrante más de la familia o tener la necesidad de realizar más retos mentales y físicos.

El aburrimiento puede generar un daño en la mascota y en el entorno en el que se rodea, entonces para detectar el síntoma de aburrimiento en el perro, aquí van algunos consejos.

El perro debe recibir todo tipo de atenciones para no aburrirse

1. Marcaje al ser humano

El can al estar aburrido, suele mirar al dueño con cara de tristeza y le sigue confuso a todas partes sin tener mucha idea de qué hacer. También puede que esté las 24 horas del día echado en la cama o en el suelo, esto no significa que esté durmiendo, sino que lo hace para llamar la atención del dueño cada vez que pasa a su lado, además de poner cara de pena.

2. Ladridos excesivos todo el día

Los ladridos no significan que esté aburrido pero si el dueño nota que empieza a ladrar de manera excesiva sin sentido alguno puede ser por aburrimiento y con la finalidad de llamar la atención. Cualquier variación en su comportamiento debe alarmar al dueño, y los ladridos excesivos también puede ser que sea por un trastorno vinculado con la separación.

3. Se comporta de manera compulsiva

El síntoma de aburrimiento perjudica a la cabeza, de ahí que con el propósito de hallar los estímulos que de vez en cuando los llevan a ladrar, comience a provocar una conducta compulsiva llamada estereotipia. Son movimientos que se repiten sin sentido alguno aunque gracias a ello se relaja y pasa el tiempo, lo más común es morderse la cola, perseguirse así mismo o lamer de manera excesiva.

4. Un comportamiento destructivo

Hay algún perro que tiene la necesidad de realizar ejercicio físico para tener que gastar la energía que produce. En caso de que no la queme, se puede aburrir, y entonces decide empezar a morder o romper diferentes objetos. A veces, es común que el dueño no distinga este tipo de comportamiento por aburrimiento o por un trastorno ligado a la soledad.

5. Depresión por aburrimiento

El sentimiento de aburrimiento que tiene el perro puede llegar a provocar una depresión, que se expresa con los síntomas de aturdimiento, aflicción, tristeza, agotamiento y variación en el apetito, entre otros. Cuando un can se encuentra desanimado es necesario investigar que ha producido los motivos de ese estado, es posible que el aburrimiento esté entre ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *