7 cosas que no sabías de los conejos

El conejo es un mamífero roedor del grupo de la rata, la ardilla o el castor, por lo que resaltan sus incisivos que usa para mordisquear el alimento u otros materiales. Otra de sus partes físicas más relevantes son las orejas, que son bastante considerables, ya que pueden medir la mitad de su cabeza o más.

El resto del cuerpo es redondeado, sus patas traseras son más grandes que las delanteras, las cuales le van a servir para ponerse de pie y coger frutos que estén a una altura mayor o para coger impulsos en los saltos. Su cola es pequeña y destaca porque parece un pompón.

Es un animal tranquilo y curioso, al que le gusta inspeccionar los lugares, aunque también es miedoso y al mínimo ruido extraño o que no reconoce, se dirige a un lugar en el que se siente protegido. Con los seres humanos y con los de su misma especie es muy sociable y de mucho contacto, pero primero debe coger confianza.

7 cosas que no sabías de los conejos

1. Procedencia

Es procedente de una especie europea y es posible que sea de la época romana, allá por el 44 d.C., el cual se criaba en lugares con muralla para posteriori ingerirlo como un plato sabroso. Hoy en día, en la gastronomía europea tradicional se sigue manteniendo este plato, pero por otra parte, ahora, muchos conejos son mascotas y forman parte de una familia.

2. Vida peculiar

El conejo que vive en lugares salvajes, lo hace bajo tierra, en un sitio llamado madriguera, en compañía de otros de su especie y así se siente protegido. Por esto, al conejo doméstico le gusta pasar tiempo en un túnel o entre las piernas de su dueño, además de que es delicado con las temperaturas altas y es necesario dotarle de ventilación y agua.

3. Se come parte de sus heces

No come toda la hez si no una parte y sólo una vez al día, por la mañana o por la noche. Esa parte es llamada “cecotropes” y son elementos de la fermentación de alimentos que incluye muchos nutrientes y que el conejo ve fundamental volver a engullir y procesar.

4. Vegano

Es vegano, es decir, no come nada de origen animal, y su plato preferido es aquel que contiene frutas y vegetales. El sistema digestivo está constantemente activo para que la circulación intestinal no pare y por eso es sustancial que tenga pienso.

5. Territorial

Para marcar el territorio se restriega el mentón con todos los espacios que hay en su entorno, incluso con una persona.

6. El poder de la visión

Tiene los sentidos muy desarrollados, sobre todo el de la visión, ya que consigue ver todo lo que se oculta detrás de él, además la zona ciega es muy pequeña y está situada delante de la nariz. Tiene una vista panorámica de casi 360 grados, una característica que le sirve para estar alerta de los depredadores que llegan de cualquier dirección.

7. Dientes en desarrollo

Los dientes del conejo están en constante crecimiento, y usan el heno y los cachivaches de madera para mascarlos y conservar los dientes recortados. Si los dientes dejan de triturar y crecen en un estado incorrecto, pueden causar dolor y por ello, dejar de comer, situación que puede resultar peligrosa.