7 razones para adoptar un perro callejero

Hoy en día, existen multitud de caninos que son abandonados en las calles de distintos lugares del planeta, y reducir el número es una tarea compleja, sobre todo por la sencilla reproducción de los perros y la insensatez de muchos seres humanos. Habitualmente, el bienestar animal no ha sido apreciado como un hábito social y eso ha provocado las atroces campañas de control en el que el maltrato es inhumano.

Durante el día se instalan en sitios frescos y por la noche se resguardan en lugares calientes aunque por desgracia no todos hallan un refugio y tienen que aguantar los cambios climáticos, desde un calor fuerte a las penetrantes corrientes frías, añadiendo el diluvio.

Este grave problema tiene que solucionarse, por lo que es un buen momento para colaborar a crear consciencia sobre por qué adoptar a un perro callejero, al cual hay que brindarle todo el cariño necesario para que sea feliz.

Adoptar a un perro callejero

1. Responsabilidad

Rescatar o adoptar a un perro callejero es una decisión que se debe meditar de manera muy seria, ya que te tienes que implicar de manera personal hasta el fin de sus días. Al cuidar a otro ser vivo que solo depende de ti y al que le tienes que dar todo el cariño posible, te conlleva a tener que ser una persona más responsable y más madura.

2. Salvar dos vidas

Si adoptas, estás salvando la vida de ese can, además de brindarle una nueva oportunidad de tener una vida decente. También de proporcionar al refugio un nuevo espacio que puede llenar otro perro callejero, el cual recibe los cuidados pertinentes.

3. No compraventa, si adopción

Aquellos que optan por comprar un can, cooperan a que ciertas personas sigan ganando dinero mediante la cría de cachorros, de vez en cuando de manera ilegal y en pésimas condiciones. Si prefieres asistir a un refugio y adoptar, estás amparando a un perro y combates contra el abandono animal.

4. Nuevo amigo

El amor de un perro no tiene barreras, y si alguna vez has sentido un vacío, el perro es capaz de llenar ese lugar. Él está dispuesto a acompañarte en todos los momentos, buenos y malos, y se implica en las emociones que tú mismo estés viviendo.

5. Ángel de la guarda

El perro tiene una gran lealtad y no duda en apegarse a ti para cuidarte y protegerte en todos los momentos que vea conveniente, sin necesidad de que le enseñes. Es como un ángel de la guarda, todo un protector.

6. Socialización

Adoptar un perro permite que seas más activo, ya que al sacarlo a pasear puedes socializar con otras personas y conocer a gente que le apasionen los animales. Los seres humanos son comunicativos de por sí, socializando junto a tu can estarás más contento.

7. Excelente ejemplo

El perro es muy agradable y dulce, y obviamente, cualquiera desea llevárselo a casa para poder daros cariño mutuamente. En caso de que seas una persona que tenga hijos, adoptar a un perro y abrirle las puertas de tu casa es un excelente ejemplo de empatía y compasión para que aprendan.