7 señales de vejez en el perro

En el mundo animal hay unas 800 razas de perros, que varían dependiendo el tamaño, la apariencia (color y tipo de pelo) y el comportamiento, ya que tienen una estrecha relación con los seres humanos, quienes los consideran animales de compañía, de caza, de guía, de trabajo, etc. La mayoría de estos animales son adultos cuando alcanzan los 6 o 7 años, y a partir de esa edad empiezan a necesitar más a menudo revisiones en cuanto a la salud, a cuidar la alimentación y a cambiar algunas costumbres y conductas.

Es normal que, a medida que el perro se va haciendo adulto, algunas de sus habilidades van disminuyendo, como la pérdida de memoria y del conocimiento, la falta de aprendizaje y la poca agudeza auditiva y visual.

Para este animal es una etapa sensible y delicada, en el cual se necesita de unos cuidados particulares. Empieza a sufrir unos síntomas que a la persona que le cuida y protege, le da la sensación de que ha llegado a la senilidad canina.

7 señales de la vejez en el perro

1. Los sentidos

Es necesario que el dueño del perro esté atento en esta etapa, ya que el animal va a empezar a tener problemas de sordera o ceguera. Para ello es importante que se busque otras formas de comunicación y ser más tierno y cariñoso con el perro, además de tener en cuenta que los objetos que él utilice, se deben dejar en el mismo sitio para que sepa orientarse.

2. Enfermedades degenerativas

Normalmente, el perro desarrolla alguna enfermedad degenerativa que le produce malestar y tristeza, siendo necesario acudir al veterinario. Las más comunes son la displasia de cadera y de codo, la artrosis y el alzheimer, la cual produce comportamientos extraños y nada racionales.

3. Problemas respiratorios

Cuando se nota al perro más cansado que lo habitual, una de los problemas puede ser que sus pulmones estén empezando a fallar, y no respira como de costumbre. Es sustancial que no realice esfuerzos físicos, si no que esté más tranquilo.

4. Incontinencia urinaria

Puede procesar síntomas de incontinencia cuando el perro empieza a mear en lugares que no debería o cuando está descansando o durmiendo, ya que el dominio de su vejiga se está modificando.

5. Cambios

El animal empieza a cambiar en temas como el pelaje que se vuelve blanco, en que las almohadillas (parte inferior de las patas) se secan más aunque puedes hidratarlas con un ungüento especial, y en la aparición de los callos aunque puedes comprarle una cama ortopédica.

6.Caries

Las enfermedades dentales no tardan en llegar cuando el perro empieza a notar cambios de edad. Algunos dientes se caen y es imprescindible que el dueño siga una dieta inflexible y le limpie correctamente la dentadura para prevenir infecciones o hinchazón en las encías.

7. Sopor y cansancio

Se exige que se le deje descansar ya que en la vejez es necesario, por ello se requiere evitar hacer un ejercicio activo y dar paseos duraderos. El perro no muestra efusividad al ver a su dueño pero si que sigue siendo cariñoso, juguetón y un poco más delicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.