Animales ovíparos

La oviparidad es un modo de reproducción que se basa en que el animal coloca el huevo en el ambiente exterior, lugar en el que se concluye la evolución fetal antes de que suceda el nacimiento. Los seres que conforman esta reproducción son casi todas las aves, insectos, anfibios, reptiles y peces, y en cuanto a los mamíferos sólo forman parte las equinas y el ornitorrinco.

Hay animales como los reptiles, los insectos o las aves que obtienen huevos secos y los colocan una vez que se haya producido la fertilización interna. Hay otros como los peces o los anfibios ya sean lagartijas, sapos y demás, que generan huevos blandos y los ponen en el agua mientras que el macho propaga su semen, tratándose de la fecundación externa, a los cuales se les llama ovulíparos.

La producción de huevos depende según la especie y también según la temporada en la que se produzca dicha reproducción. En el caso de la tortuga marina, puede llegar a poner hasta 190 huevos, y hay aves que pueden generar algo menos que 24.

La oviparidad es un método de reproducción

Características de los ovíparos

En los seres ovíparos la fecundación se da en el interior o en el exterior del cuerpo de la hembra y la evolución de la criatura ocurre fuera. Es una ventaja progresiva que la cría se desarrolle dentro del huevo, ya que es propenso a que el índice de supervivencia aumente, pues el armazón del huevo resguarda el feto y elude la deshidratación, y eso es muy importante en sitios cálidos.

Se halla una categoria heterogénea que se llama ovovivíparos, los cuales mantienen los huevos dentro del cuerpo de la fémina hasta que el embrión se desarrolla completamente. En este caso lo conforman ciertos animales invertebrados y algunos tiburones.

Mantenimiento de los huevos en los ovíparos

Aunque la reproducción ocurra de la misma forma, no todos los seres se ocupan de los huevos de manera semejante.

  • Aves: Forman nidos en árboles o rocas, y después pasan días o incluso semanas incubando, a veces los machos y otras veces las hembras.
  • Tortugas: Crean un pozo enorme en la arena, allí guardan los huevos tapándolos correctamente, a posteriori se marchan y optan porque las crías vengan al mundo solas.
  • Peces y anfibios: Ponen los huevos en la orilla del agua, en las rocas o en los arrecifes, y éstos también deciden marcharse para que evolucionen solos y sean capaces de salir de la capa gelatinosa que los resguardó.

Métodos de reproducción de los ovíparos

  • Reproducción sexual: Dos animales se aparean y comparten carga genética para que se produzca una descendencia con una buena disposición de adecuación al medio, y eso conlleva a que las opciones de que la cría sobreviva sean mayores.
  • Partenogénesis: Es habitual en insectos que residen en colonias y también en algunos reptiles. En este tipo de seres vivos, la hembra es capaz de autofecundar sus embriones, produciendo un ente haploide, es decir, que tiene la mitad del material genético.

Ejemplos de animales ovíparos

  • Pingüino
  • Hormiga
  • Cocodrilo
  • Pato
  • Rana
  • Abeja
  • Víbora de cascabel
  • Gorrión
  • Avestruz
  • Salmón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.