Los beneficios de tener un gato

Tener un animal en el hogar es una acción que desprende alegría, compañerismo y vitalidad, además de ofrecerle una vida particular en la que puede disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Hay que tener en cuenta que cada especie es totalmente distinta y puede que no encaje con el carácter y las costumbres de los integrantes de la familia.

Estrechando el círculo, el gato es una de las mascotas más habituales que se acoge en las casas ya que no cabe duda de que es un grande animal. Además, hay que añadir su hermosura, su limpieza higiénica, su parte juguetona, su forma de comunicación y su independencia.

Hay investigaciones en las que se afirma que los individuos que viven con animales de compañía están más contentos y tienen mejor salud. En este artículo, se van a manifestar los beneficios más destacados de tener un gato.

El gato es una mascota que puede generar distintos beneficios

1. Te ofrece mucho cariño

El gato tiene un carácter independiente pero eso no quita que no sepa dar cariño ya que lo hace de diversas maneras y le encanta que le hagan carantoñas. Además, un 68% de personas que conviven con un felino afirman que en los momentos más difíciles siempre está ahí para ofrecer cariño, eso hace que el vínculo que se genera entre ambos sea verdadero, fuerte y profundo.

2. Tiene total autonomía

Se caracteriza por ser un animal muy independiente, eso hace que las personas que viajan o trabajan mucho puedan realizar sus labores de manera tranquila. El gato lo que necesita de manera imprescindible es comida, agua y un arenero para que haga sus necesidades, lo demás puede realizarlo de manera independiente.

3. Se preocupa por su higiene

Al gato le gusta hacer muchas cosas y una de ellas es limpiarse, concretamente, es el más higiénico, ya que se halla todo el rato lamiéndose y una vez que hace sus necesidades o juguetea u otra persona le toca, se lava. Por este motivo, el dueño no debe encargarse de dicha tarea, exceptuando el proceso en el que se tienen que quitar parásitos.

4. Le conduce a una buena salud

El felino hace que las personas que conviven con él tengan beneficios en cuanto a la salud, ya que hay estudios que manifiestan que puede producir relajación, disminución del estrés y de los indicios nocivos de estados de desazón psicológico. También hace que haya menos peligro en el tema cardiovascular ya que la presión sanguínea es menor y hay una estabilización en las pulsaciones del corazón.

 5. Se caracteriza por ser sigiloso

En una edad temprana el gato suele ser algo revoltoso ya que se le despierta su instinto de curiosear pero poco a poco va calmándose, también le apasiona dormir y al despertarse suele ser muy silencioso. Cuando camina por el hogar ni se le oye porque tiene unas almohadillas en los pies, además es poco frecuente que maúlle, sólo si tiene necesidad de alimentarse o si necesita diversión.

6. Tiene buena relación con los niños y los ancianos

Si la familia que acoge al gato tiene niños, seguro que éstos son sus compañeros de actividades, y si tiene personas mayores también es una compañía adecuada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.