¿Cada cuánto hay que desparasitar a un perro?

En el ambiente existen diversos parásitos como las pulgas, las garrapatas o los gusanos intestinales, los cuales pueden causar problemas de salud bastante serios que afectan al can en cuestión. Por eso es fundamental realizar la desparasitación, es decir, un proceso en el que se eliminan los parásitos internos o externos para ofrecer una mejor salud y evitar otras enfermedades, un tratamiento que se debe realizar con regularidad.

Cualquier tipo de parásito en el can puede perjudicar a sus órganos, por eso es imprescindible acomodar la desparasitación dependiendo algunos factores como la edad del animal, si en el hogar viven niños, si se encuentra en una zona costera o de interior, el estilo de vida, etc.

En este artículo se va a mostrar cada cuánto se debe desparasitar pulgas, garrapatas o gusanos intestinales a un perro y para eso es importante hacer dos clasificaciones: cuando el perro es cachorro y cuando el perro es adulto.

Es fundamental hacer un calendario de desparasitación para el perro cachorro y adulto

Desparasitar a un cachorro

Es distinto desparasitar a un cachorro que a un adulto pero una norma general es que antes de la primera vacunación es importante que el perro no tenga parásitos. Esto conlleva a que se le debe desparasitar pasados los 21 o 31 días de su nacimiento y si aún se alimenta de la leche materna el veterinario recomienda que se le inyecte 7 días antes de la vacuna unas gotas o un jarabe en concreto.

Desparasitar a un adulto

Si toca desparasitar a un perro adulto, una vez han pasado 6 meses de vida hay que realizar un calendario de desparasitación que depende del estilo de vida que lleve el animal, por ejemplo, si está mucho tiempo dentro de casa se puede realizar cada 3 o 4 meses. En el caso de que disfrute mucho del aire libre o del contacto con otros de su especie es necesario que se haga con más frecuencia, más o menos cada mes o 2.

Desparasitación interno y externo

Muchos de los perros tienen tendencia a infectarse de garrapatas y pulgas pero hay que tener en cuenta que puede haber parásitos internos que les afecten como por ejemplo los gusanos intestinales.

Alguna de las causas de que se produzca este hecho es que tienen tendencia a oler el suelo, a coger cosas que están contaminadas e incluso mediante la leche materna. Por todo esto es fundamental que cada 2 o 3 meses se le ofrezca al animal una pastilla antiparasitaria o unas gotas o jarabes especiales que haya recomendado el veterinario.

Cómo desparasitar a un perro

  • Garrapata: El vinagre de manzana es uno de los remedios caseros más exitosos ya que es un producto corrosivo para este parásito y los mata de manera eficiente.
  • Pulgas: El aceite de lavanda es una buena opción, el cual se impregna por todo el cuerpo al actuar como un repelente para este parásito externo.
  • Parásito intestinal: El aceite de hígado de bacalao es una buena sustancia que se administra vía oral y ataca de forma directa a la infección del estómago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *