Calendario de vacunas para el perro

Cada perro tiene vida propia porque todos se crían de manera distinta, algunos se dedican a participar en exposiciones, otros habitan en la ciudad y otros pasean por el campo y tienen roce con otros de su especie que no están vacunados. También se debe saber que en cada zona hay unas afecciones diferentes, por ejemplo, la rabia es muy común en Méjico o África y no en el oeste de Europa.

Por eso hay que saber que las vacunas son muy importantes, ya que son unos medicamentos precautorios de distintas enfermedades, resistentes en contagiar gérmenes que están debilitados o inactivos en el ser, para que el animal genere unos anticuerpos de defensa contra ese germen.

Es fundamental que el dueño del can tenga un planing en el que se detalle cada cuánto se debe poner una vacuna y cual de ellas es la que interesa para que el perro sea inmune a los virus y no se produzca en un caso extremo el fallecimiento.

Vacunar al perro es fundamental para la prevención de enfermedades

Vacunas para perros con menos de dos meses

Antes de que al perro se le inyecte su primera vacuna, es imprescindible que se le administre unas gotas o un jarabe para que se realice la desparisatación. La vacuna inicial se suele poner una vez pasadas las 6 semanas de vida, la cual sirve para preservarlo contra el parvovirus, es decir, la descomposición sangrienta y con mal olor, y también contra la enfermedad catarral infecciosa. De todos modos, hay algunos veterinarios que no recomiendan ponerla, solamente en caso de que haya un riesgo extremo o si el can aún es lactante.

Vacunas para perros con más de dos meses

Entre los 2 y 3 meses la inyección inicial es la polivalente, la cual se centra en preservar las afecciones provocadas por la HCC, la ictericia de Weill o el distemper canino. Una vez realizada dicha vacuna, se debe esperar 4 semanas para poner una segunda que sirva de refuerzo de la anterior y así impulsar que el perro siga siendo inmune.

Hay una enfermedad muy conocida que es la rabia, cuando el can alcanza los 3 o 6 meses de edad hay que poner una vacuna para que ese virus no evolucione y así no transmitirlo a otros animales y humanos. En muchos países existe una ley que obliga a poner dicha vacuna, por ejemplo en España. Eso sí, hay que tener en cuenta que al can que tiene dichos síntomas no se le debe vacunar.

Vacunas para perros de una edad adulta

Una vez que ya ha pasado un año desde que nació, hay que volver a poner la inyección polivalente contra la hepatitis, distemper canino o la enfermedad bacteriana llamada ictericia de Weill, y también la vacuna contra la rabia. Una vez que ha pasado esa fecha, es importante que se siga vacunando al perro, en este caso del virus polivalente cada tres años y del virus que se transmite mediante la saliva cada año o cada tres dependiendo del Estado en el que habite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.