¿Cómo acabar con las pulgas y garrapatas en los perros?

Las pulgas son parásitos externos marrones que se nutren de la sangre de ciertos animales como los mamíferos y las aves, y se agarran a los mismos gracias a sus agigantados saltos. Mientras que las garrapatas son pequeños parásitos externos grises que se ligan al animal para extraerle la sangre, situación que lleva a que se hinchen cada vez más.

Son dos tipos de insectos que pueden provocar diversos problemas, entonces se originan ciertas incomodidades en las mascotas, además pueden llegar a contagiar distintas afecciones.

Hay ciertos productos que ayudan a que se pueda prever o quitar las pulgas o las garrapatas que se han ‘alojado’ en los perros.

Las garrapatas y las pulgas son dos insectos que se adhieren al perro

Tratamiento con manzanilla

Una de las soluciones caseras que más éxito puede ofrecer es la manzanilla, para ello se elabora un té con ciertas flores de esta planta, se deja templar y se impregna en un algodón. Entonces, el individuo tiene que observar las partes donde abunda este tipo de insecto y aplicarlo sobre la piel, acción que hará que mueran o al menos que se esfumen, si ocurre lo segundo, después se debe desinfectar el hogar.

Tratamiento con aceite de Tea Tree

Este tipo de aceite sirve para diversas situaciones, una de ellas es la supresión al instante de las pulgas y las garrapatas, para ello el individuo tiene que echar una única gota en la parte de arriba del cuello del animal.

Hay que tener especial meticulosidad porque su olor es bastante denso, entonces si es la primera vez que se va a usar, es imprescindible observar que no se de ninguna reacción de alergia al instante o a posteriori.

Tratamiento con limón

El limón es un cítrico muy habitual y uno de los olores que no soporta el perro, además lo más seguro es que nadie sepa que sirve para espantar a esos dos insectos aplicándolo correctamente una o dos veces por semana.

El limón se corta en rodajas, después se mete en una cazuela con un poco de agua para que hierva, y finalmente se deja ablandar y enfriar durante un día aproximadamente. Una vez que ha pasado ese tiempo, se coge un cepillo nuevo, se unta en la preparación y poco a poco se va cepillando al perro para que el olor a ese cítrico quede bien impregnado.

Tratamiento con productos especiales

Aparte de los remedios caseros, hay varios productos especiales como las pipetas, los collares o los sprays, los cuales sirven para que las garrapatas y las pulgas se distancien del perro. Se debe prestar especial atención a los cachorros ya que algunos de los productos no son recomendables por su temprana edad, además también se debe saber que este tipo de productos no se aplican al lado de las heridas.

Quitarlas con las manos

Si las pulgas o las garrapatas tienen un tamaño bastante grande y se ven claramente, la mejor opción es quitarlas con las manos.

La opción correcta de extracción es comprar una pinza específica en el veterinario y con ella coger la cabeza del insecto y girarla hacia arriba para que salga entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *