Cómo quitar el miedo a un perro maltratado

Por desgracia, hay multitud de casos en las que un perro es maltratado y como consecuencia se quedan traumatizados. La mayoría de ellos terminan siendo abandonados o liberados de ese castigo mediante una denuncia, y necesitan un hogar donde se les dedique toda la atención y todo el amor y cariño del mundo.

El maltrato deja profundas secuelas en el animal y cuanto más extendida e intensa sea la situación, peor. Puede generar distintos efectos en el perro que se muestran a través de las siguientes señales:

  • Desconfianza hacia los seres de su alrededor.
  • Síntoma de depresión o tristeza.
  • Comportamiento agresivo.
  • Conducta compulsiva de manera continuada y sin motivo alguno.

Un perro que ha padecido maltrato siempre suele tener una actitud miedosa e inquieta y siente desasosiego hacia los entes. Quitar el miedo a un perro que ha vivido maltrato físico y psicológico por su dueño requiere un tiempo determinado, y así pueda recuperar la confianza para ser feliz.

Consejos para superar el maltrato físico y psicológico

Preparar un espacio

Cuando el perro llega a su nuevo hogar es fundamental que el dueño le haya preparado un espacio donde se sienta cómodo. El lugar debe ser apartado y tranquilo para que los primeros días pueda estar relajado, además tiene que ser caliente y proporcionar comida y agua.

Movimientos pausados

Si se realizan golpes o movimientos rudos y veloces, el perro los puede asociar con los episodios violentos sufridos en el pasado, con lo que es muy importante que el dueño camine de manera muy pausada. Aproximarse al animal puede ayudarle a que este recobre la seguridad y la confianza en los seres humanos.

Tono de voz suave

El dueño tiene que dirigirse al perro de manera delicada, ya sea con un tono de voz suave y bajo para transmitirle confianza o con una especial sonrisa, una dulzura y un cariño que el perro sabe interpretar mediante el lenguaje no verbal. Recuerda que escuchar gritos y voces con un tono alto hace que el perro recuerde los actos violentos vividos y quiera escapar para resguardarse.

Paseos extensos

El perro necesita paseos de larga duración con la finalidad de que se sienta relajado. Las excursiones y los juegos al aire libre son la actividad favorita y un ejercicio primordial para tener una correcta salud. Como ha sufrido actos violentos en el pasado, al ir a dar los primeros paseos es importante que el dueño utilice una correa extensible con el fin de tener seguro al perro para que no se escape pero que a la vez tenga un gran espacio. En el caso de que quiera soltarlo, debe ser en un sitio que esté vedado por si se intenta escapar por algún motivo que le asuste.

Rutina diaria

La rutina debe ser estricta y con un horario concreto que sirva al perro maltratado como ayuda a recobrar la confianza y la tranquilidad en sí mismo. Los paseos diarios, la comida y los cuidados básicos deben tener un horario fijo y realizados sólo por una persona, para que el can no se sienta tan desorientado y se amolde mejor a la nueva familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.