Consejos para evitar que el perro tire de la correa

Una de las preguntas que más ronda en la cabeza de las personas que tienen perro es ¿cómo conseguir que mi mascota no tire de la correa? Es un quebradero de cabeza que se va a resolver en este artículo gracias a diversos consejos como divertir al can en el paseo, no propiciarle castigos muy negativos, no tratarle de manera agresiva, emplear premios como comida y que el aprendizaje es parte de dos, es decir, del perro y del dueño.

Algunos de los motivos por los que el perro muerde o tira de la correa es porque está estresado y sufre ansiedad, porque tiene mucha energía acumulada y no le dejan expulsarla o porque tiene necesidad de querer salir a la calle a jugar con otros de su especie.

A continuación se van a exponer ciertos consejos para que el perro no tire de la correa ya que influye en su bienestar.

Tanto el perro como el dueño deben poner de su parte para no tirar de la correa

Es necesario un equipo adecuado

Antes de llevarle a la calle a dar un paseo es importante conseguir el equipo adecuado para que el perro no se haga daño porque al tirar de la correa se produce una presión en el cuello que puede producir una enfermedad en el ojo que le quita visión de manera gradual.

Si el can tira repetidamente de la correa es mejor que el dueño le compre un arnés cómodo anti-tiro y así no hace más fuerza, además es recomendable para disciplina y enseñarle a andar al lado suyo. También hay que pensar en la persona que lo acompaña y por eso es importante que no sienta dolor en las manos al tirar con fuerza por lo que es necesario una correa con una banda acolchada.

No contestar al tirón con otro tirón

Si el can da un tirón fuerte el dueño no debe contestar a esa acción de la misma forma ya que lo que puede provocar es daño en el cuello y que el paseo por la calle sea una actividad negativa. Entonces para que no se produzca el tirón es conveniente que se le premie su buen comportamiento con algo de comida, eso hace que esté más atento al dueño y camine a su lado.

Otro consejo es que cuando la mascota empiece a jalar de la correa el amo se frene en seco y retome el paseo cuando se tranquilice siempre manteniendo un ritmo rápido.

Por último la persona en cuestión tiene que demostrarle que hay confianza y tranquilidad en el ambiente, así deduce que es su dueño quien maneja la situación.

El dueño y el can siempre juntos

Es importante que el amo le de paseos divertidos y así vivir una experiencia positiva pero antes de nada tiene que aprender a caminar con correa sin tener que tirar de ella y que mejor que hacerlo junto a su dueño ofreciéndole sesiones de educación canina. Además, uno de los trucos más interesantes para que no tire de la correa es cansarlo antes de sacarlo de paseo con juegos caninos para jugar en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *