El delfín: Reproducción, alimentación, localización

El delfín es un mamífero marino que se clasifica dentro de los cetáceos, más concretamente en los odontocetos, es decir, animales marinos que tienen dientes. De nombre científico Delphinidae, catalogado en 34 subespecies, en los que despuntan el delfín listado, el delfín común y el delfín manchado tropical, además de tener relación con los delfines del río.

Es un animal marino que tiene una largura de 3 a 9 metros aproximadamente, con un cuerpo fusiforme, una cabeza grande en la que tiene un orificio respiratorio, unos 20 o 50 dientes en cada mandíbula y por lo general su piel es de color gris, con tonos más claros en la parte del vientre o abdomen.

El delfín es un animal marino con gran inteligencia, más similar al ser humano en este sentido, es muy afable, tiene una vida social que le hace relacionarse con el hombre, y atrapa a su presa y se comunica a través del salto, del silbido y del baile.

El delfín

Localización

En general está esparcido por todo el mundo, todo depende de la subspecie del delfín, porque algunos prefieren vivir en aguas cálidas y tropicales y otros en aguas más templadas, otros más cerca de la costa y otros a más distancia y más profundidad. El delfín de río es especial y vive en el delta del río o en el curso fluvial de lugares como Ganges o Amazonas.

Alimentación

En los primeros meses después del nacimiento, se alimenta de la leche de su madre importante para su crecimiento, pero más adelante tiene la necesidad de salir a cazar, normalmente son animales marinos pequeños y calamares.

Reproducción

Es un animal con rasgo bisexual y polígamo. Suele ser en primavera cuando el macho jefe selecciona a la hembra y copula con ella, quien 12 meses después o 17 como máximo, tiene a la cría de delfín, teniendo que esperar otros 2 años para volver a quedarse embarazada.

Comunicación

Animal social que tiene un método de comunicación avanzado y que le permite ayudar a alguno de su manada en caso de que esté en serio peligro, ya que tiene un buen sistema sensorial que le hace tener una excelente audición. Además, tienen una bolsa de aire en la cabeza que hace que pueda producir silbidos, ráfagas, clics e impulsos sonoros.

Datos curiosos de los delfines

  • No utiliza los dientes para comer, sólo para atrapar a la presa, ya que no tiene músculos en la mandíbula para poder masticar.
  • Puede “ver” el sonido ya que emplea la ecolocación, es decir, el eco le sirve para poder determinar el movimiento, el espacio y la distancia entre él y los objetos.
  • Realiza el acto sexual como forma de disfrute y de placer, no solo cuando la hembra se encuentra fértil.
  • La cría de delfín nace por la cola porque si no se ahoga.
  • Tiene una piel que cada 2 horas se regenera, una característica que hace que no pierda la velocidad de su desplazamiento.
  • Los sentidos del delfín son magníficos y gracias a ello es capaz de reconocer materiales como la goma, el plástico o el cobre.
  • Duerme con un ojo abierto porque tiene que seguir respirando y entonces se turnan los hemisferios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *