Consejos para educar a un gato desde pequeño

El gato es un ser independiente pero esto no significa que no requiera de una educación que sirva para asegurar una estrecha relación con el dueño. Hay que tener en cuenta que le ven como un igual, y entonces para querer atraer al gato es necesario ofrecerle un aliciente por el cual va a acatar lo que le ordenen.

Es un animal con una gran inteligencia y de manera muy rápida comprende lo que el dueño le quiere enseñar. Su esencia es juguetona y su carácter vivaracho debe educarse de manera adecuada y positiva.


Si se adopta un gato cachorro es imprescindible que el dueño le oriente hacia una conducta adecuada y correcta para que la convivencia sea grata y tenga una vida feliz en la vivienda. Se debe enseñar a un gato a no mordisquear o arañar los muebles y a saber utilizar el arenero.

Consejos de cómo educar a un gato cachorro

Emplear el refuerzo positivo

El gato no hace las cosas por ser altruista o por satisfacer al dueño, por lo que es necesario que él tenga en cuenta que cuando su mascota tiene un correcto comportamiento debe ser por un interés particular, un premio por ser más exactos y es lo que le tiene que ofrecer. De manera complementaria, el gato tiene que comer sus propios alimentos y de esa forma no se intentará subir a la mesa o maullar, con lo que para premiarlo es recomendable que sean golosinas especiales para gatos.

Utilizar la caja de arena

Siempre es necesario algo de privacidad, sobre todo, cuando se necesita hacer sus necesidades y por eso el dueño debe poner una caja de arena en un sitio más aislado y con un acceso sencillo. Normalmente, prefieren una arena que no tenga ningún olor pero puede variar según el gato, además de que debe limpiarse una vez a la semana.

Usar juguetes

Se le facilitan distintos juguetes para enseñarle a cazar, pueden ser pelotas pequeñas, ratones de trapo, sonajeros emplumados y demás, objetos que uno mismo puede elaborar.

Muchas veces un juguete viejo para nuestros hijos puede resultar atractivo para nuestros gatos

El dueño le lanza el juguete y el gato irá a por el para traerlo con la boca y así sucesivamente, unos 15 minutos al día ya que es un animal que se cansa muy rápido de las cosas y su atención se pierde completamente.

Emplear un rascador

Es su naturaleza la que hace que le fascine pelearse atacando con las uñas y es necesario que este hábito desaparezca, para ello cada vez que el dueño le vea haciendo ese acto, le tiene que proporcionar un rascador que esté rociado con una hierba para que el gato se emocione y así haga la asociación.

Tener la misma reacción

Cuando el dueño regaña al gato tiene que ser siempre de la misma manera para que no surja una cierta confusión, con lo que es muy importante emplear la misma frase. En caso de que se le castigue, debe ser justo después del hecho para que lo asocie, ya que si ha pasado un tiempo pensará que es por la acción del momento.