El moquillo canino: síntomas, prevención y tratamiento

El moquillo canino se define como una afección muy infecciosa que daña a todo tipo de perros pero más en concreto a los jóvenes y a las crías que no tienen menos de 6 meses. Además, lo que puede causar es que perjudique al mecanismo respiratorio y digestivo, y en caso de que la enfermedad esté muy avanzada puede deteriorar el mecanismo nervioso.

Este tipo de afección está provocada por un bacilo que proviene de la familia paramixoviridae, que se puede ligar un poco con el sarampión, es decir, hipertermia alta y señales de catarro. Es un virus que también damnifica a otros animales como el zorro, el coyote, la nutria y el panda rojo, entre otros.

Es una enfermedad peligrosa que puede alcanzar niveles muy altos provocando la muerte del perro en este caso. En este artículo, se va a explicar los síntomas, la prevención y el tratamiento del moquillo canino.

El moquillo es una enfermedad que afecta a los perros

Síntomas del moquillo canino

El primer síntoma en aparecer es la exudación líquida o incluso con pus que sale de los ojos, más tarde empiezan los vómitos, la descomposición, la fiebre alta, la desgana de alimentarse y la tos, entre otros. En situaciones donde la enfermedad está más adelantada, el sistema nervioso del can puede verse dañado y eso provoca espasmos y la disminución del movimiento en algunas partes del cuerpo. Hay muchos animales que cuando tienen moquillo finalmente terminan falleciendo y los que subsisten tienen cambios en la conducta por motivo del daño en el sistema nervioso.

Prevención del moquillo

Para prevenir la enfermedad del moquillo hay distintas cosas que pueden ayudar:

  • Vacunar al can contra esta afección pero hay que tener claro que no es del todo segura ya que a veces los cachorros aunque estén inmunizados pueden ser contagiados.
  • En caso de que el perro no tenga la vacuna, es muy importante que no se le saque de casa para que no se produzca el roce con otros de su especie.
  • Se debe mantener al can apartado de los que sí tengan la afección y también de todo el ambiente selvático.
  • Si se tiene un perro con moquillo es fundamental que se purifique de manera adecuada la zona en la que suele estar el animal.

Tratamiento del moquillo

El tratamiento del moquillo canino no cura si no que sirve para aliviar las señales y eludir el padecimiento, y aunque no haya un medicamento concreto que lo sane si que hay fármacos que al menos pueden contribuir a una mejora.

  • El perro puede que no tenga ganas de comer y beber pero eso hay que evitarlo si o sí, no puede llegar el momento en el que se deshidrate.
  • Hay medicamentos que pueden aliviar la descomposición, las nauseas y el carraspeo.
  • Cuando se producen contracciones nerviosas involuntarias se emplea la Vitamina B.
  • Se puede emplear un fármaco que provoque el echar todos los esputos y vigilar el contagio.
  • Los añadidos nutritivos sirven para que la salud del perro sea más fuerte y también para que se reconforte el mecanismo inmunitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *