Enriquecimiento ambiental para el gato

El estrés es un cúmulo de alteraciones que se crean en el organismo y no solo tiene que suceder en los seres humanos, también los animales pueden padecerlo. Uno de los mayores problemas es que puede llegar a ser patológico cuando ocurre de manera frecuente y en momentos que no lo requieren.

El gato es fundamentalmente sensible al estrés, y eso puede hacer que surja alguna alteración en su conducta diaria. Por eso, es importante ofrecer un ambiente apropiado que pueda colaborar a prever, prosperar y solucionar el estrés y problemas como la ansiedad, las conductas extrañas, el marcaje con orina, etc.

En resumen, el enriquecimiento ambiental para gatos engloba los factores que otorgan una buena calidad de vida al felino. Hay muchas cosas que forman parte de ello, como la alimentación, la interacción social, los estímulos sensoriales y el entorno.

El enriquecimiento ambiental como calidad de vida

Enriquecimiento ambiental con estímulos sensoriales

  • Estímulo visual: El gato que no tiene acceso al exterior es necesario que disfrute de un espacio en el que al menos haya una ventana, y mejor aún, que tenga acceso a un patio para que pueda desarrollar sus conductas de la contemplación de presas o la caza.
  • Estímulo olfativo: Hay olores que llaman la atención al gato y por eso se puede enriquecer su entorno con hierbas o con un poco de lejía en el arenero después de cambiarlo.

Enriquecimiento ambiental con la alimentación

El alimento se le facilita con un gran control, de forma que tenga la alimentación a su disposición en diferentes recipientes y a distintas alturas para que así se mueva y poder controlar su peso, y las fuentes de agua deben estar apartadas de la comida. En caso de que haya más de un gato en el hogar, lo correcto es que cada uno tenga su propia alimentación para beneficiar la privacidad y eludir el estrés que puede crear la competición por la comida.

Enriquecimiento ambiental con el entorno

Para que el gato se sienta seguro y sin ninguna especie de amenaza, se le puede conceder diferentes estructuras como una caja de cartón o su propio transportín, con los que puede esconderse, descansar y acicalarse. Otro recurso necesario es el arenero, el cual debe tener el tamaño del felino, un sustrato apropiado y una ubicación que esté apartada de los sitios de paso, de los bebederos y merenderos, y de los sitios en los que no haya serenidad. También es interesante disponer de un rascador o una zona de rascado para que tenga su conducta natural.

Enriquecimiento ambiental con la interacción social

  • Relación con los gatos: Incorporar un nuevo gato en la casa puede ser útil para ambos pero todo depende de como sean de sociables, como sea el entorno y como se desarrolle la presentación entre ambos. Si se detecta el descanso con contacto y el frotado y aseo recíproco, hay muestra de que son compatibles.
  • Relación con los humanos: El contacto amigable se expresa en actitudes positivas con una disminución del estrés. El periodo de socialización va desde la segunda semana hasta la séptima o novena, y si se da bien en este periodo, la posibilidad de que el gato sea más adaptable en la adultez es mayor, además de obtener menos estrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.