Enseñar al perro a caminar al lado del dueño

El perro es un animal que se caracteriza por distintas cosas, una de las más destacadas es por poder retener las normas que el dueño le ordena con el fin de complacerle. El ejemplo más llamativo es la de aprender a caminar junto a la persona que le acompaña, ya que es muy conveniente y fructuoso si se le quiere llevar suelto en algún sitio y que no haya ningún tipo de riesgo.

Hay que tener en cuenta que si el perro camina por delante del dueño, no es porque el can sea un animal autoritario. Todo viene a raíz de que el perro lo que quiere es pasarlo bien en la caminata, oler de manera tranquila e investigar nuevos impulsos que le hagan evolucionar y desarrollar su inteligencia.

Para que el can aprenda a andar de un lado para otro junto a su dueño, hay que seguir unos pasos muy determinados que se van a explicar a continuación.

El perro debe aprender a caminar con las órdenes de su dueño

Paso 1: Aprender la posición correcta

La mejor opción es que el can vaya en la parte izquierda del amo, agarrando la correa con la palma derecha y sin sostenerla de manera muy recia, además la cabeza del perro debe ir a la par que la cadera del dueño.

Paso 2: Captar el interés del perro

Si el dueño desea que camine junto a él es importante llamar su atención, para ello el amo se queda parado y le llama al perro por su nombre o le da un ligero topetazo en la cabeza o le transmite alguna sonoridad. También es importante que el dueño se de un manotazo en el lado izquierdo de la cadera y que manifieste la palabra “aquí”, es ahí cuando al perro se le ofrece un punto de referencia para andar junto al amo.

Paso 3: Caminar alrededor

Una vez que el dueño le ha educado para que no vaya por delante, se da un golpecito en la cadera y el perro ya sabe que se tiene que poner en la posición correcta. A partir de ahí, el vocablo que se debe utilizar en caso de que le de por adelantarse es “espera”.

Paso 4: Asegurar que no se adelante

El perro puede seguir tomando la delantera, entonces el dueño debe corregirle para que se de cuenta de que él es quien le guía y no al revés. Si el perro va por delante, el dueño tiene que girar de forma áspera e introducirse en su camino para disuadirse hacia una dirección distinta.

Paso 5: Aprender a que no se quede atrás

Cuando el perro se queda atrás del dueño es porque está acobardado o más concretamente porque algún olor o rastreo le ha dejado entretenido. Para corregirlo, lo que el amo debe hacer es que la correa atice su pierna en cada paso que se propicie, además de utilizar términos como “ven aquí” mientras que golpea el lado izquierdo de su cadera, y al llegar tiene que aflojar la correa.

Paso 6: Darle la enhorabuena al perro

Cuando el perro hace las cosas correctamente, es decir, cuando le ha obedecido a su dueño, éste le tiene que dar la enhorabuena para que su orgullo aumente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.