Errores comunes al educar a un cachorro

El perro ha sido un animal de caza que poco a poco ha ido tomando un comportamiento más domesticado al convivir con seres humanos y considerarlos los mejores amigos del hombre. Los individuos cada vez adoptan a más perros y los llevan a sus hogares para tener una vida junto a ellos, además los consideran como uno más de la familia.

Al tomar ese tipo de decisiones se debe tener muy en cuenta que lo principal es complacer las necesidades del can y no las de la propia persona, por eso al llegar el cachorro al hogar su experiencia tiene que ser muy positiva para que pueda desarrollar un comportamiento adecuado.

Con el fin de eludir problemas de conducta o físicos en la etapa del desarrollo del perro e incluso en la adulta, en este artículo se van a manifestar los distintos errores que se deben evitar en la educación del cachorro.

La educación del cachorro es muy importante y hay que saber qué errores no se pueden cometer

1. Los gritos y la agresión

Si el perro no hace algo como debería no se le tiene que gritar ni agredir físicamente porque de esa forma no se obtiene nada positivo si no al contrario que tenga miedo y que haga las cosas por ese mismo motivo. El can se da cuenta cuando comete algún error nada más mirar la cara a su dueño y por eso no hay motivo para que le agredan.

2. Sancionar en vez de reforzar

La educación del cachorro se plantea desde distintos puntos de vista que a veces son hasta incoherentes pero la mayoría son simpatizantes de que en el momento de enseñar distintas pautas al animal se utilice el refuerzo positivo y no el castigo como muchas veces sucede. El castigo es un hecho desapacible y redundante en el momento de la educación y por eso muchos sugieren olvidar los castigos y optar por los premios, así de esta forma el cachorro va a ligar la pauta aplicada con una experiencia grata.

3. Parar una conducta de golpe

La educación del perro debe ser progresiva para ir aplicando y fijando los comportamientos aprendidos y hay expertos que afirman que cuando está aprendiendo las órdenes no tienen que ser muy terminantes, por ejemplo, un ‘stop’. Ese tipo de órdenes al querer cambiar el comportamiento del cachorro hace que la enseñanza sea una experiencia agobiante y sufrir un estado mental de inquietud.

4. Alimentarle en un momento inadecuado

Este error es uno de los más comunes en la etapa de desarrollo del cachorro y lo que sucede es que los seres humanos están acostumbrados a dar su comida al perro en el momento en el que están comiendo. Si se desea que el animal se alimente de comida casera, de pienso o de comida humana está bien pero se debe realizar en un momento único y exclusivamente para él, sin que los individuos estén comiendo.

5. Alterar el sueño

Por último es habitual que al cachorro se le interrumpa el sueño para realizar distintas actividades como hacerle cariños o juegos de inteligencia y así ir creando un vínculo afectivo, pero eso provoca que se genere un desorden en su cuerpo. Entonces, alterar el sueño del can es un error que se comete al educarle y que tiene un choque nefasto en su bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *