7 cosas que le gusta al gato

El gato es un animal bastante individualista respecto a todos los seres de su entorno, además, le gusta que respeten su espacio, sus decisiones y sus instintos pero sin descuidarle por si corre peligro. Esto no significa, que al felino no le guste jugar y compartir distintos aspectos con los humanos o los de su misma especie.

Si está sano y contento, puede ser por distintos motivos como el cuidado veterinario, la correcta alimentación, el afecto y las actividades que ejerce a diario. Si el dueño quiere proteger demasiado a su gato, puede que cause una limitación en el mismo y que se produzca algún momento de ansiedad.

Conseguir que un felino viva una vida plenamente feliz depende de una gran selección de factores muy diversos, a continuación se explican 7 de los más importantes, los cuales merece la pena tener en cuenta para lograr que el animal sea lo más feliz posible.

1. Dormir

Le encanta dormir y por eso, se tira muchas horas durmiendo, llegando a alcanzar unas 18 horas diarias que para él son necesarias. Los expertos dicen que es mejor no incomodarle ni despertarle durante sus horas de relax porque puede generarle episodios de estrés.

2. Cazar

Tiene origen cazador aunque durante estos siglos haya sido domesticado, por eso a veces cuando sale al exterior caza alguna lagartija o algún pájaro u otro animal y aunque el dueño le eche la bronca, el felino es posible que lo vuelva a hacer. En el hogar, el amo debe ser imaginativo y crear juegos que represente una persecución a una presa, para eso, se usa ratones de peluche o pelotas.

3. Rasguñar

Tiene actividad instintiva, que lo hace para divertirse o señalar cual es su territorio o afinar sus uñas, entre otros. Se debe orientar de la manera correcta, si no puede ser un problema en casa ya que las cortinas, los muebles, los zapatos, son elementos que atraen al gato, entonces lo mejor es tener un rascador.

 4. Holgazanear al sol

En el exterior, concretamente en lugares calurosos y placenteros, se recomienda poner una cama confortable en donde el gato pueda tomar el sol muy tranquilo y sin la necesidad de escuchar ruidos que le incordien. En el interior de un hogar, lo mejor es correr la cortina y que los rayos de sol le den de pleno.

5. Recibir mimos

Aunque es un animal independiente, le gusta que su familia humana le mime y le de muchas caricias pero no en todas partes, así que el dueño tiene que concentrarlas en el mentón, las orejas y el dorso. El dueño debe estar pendiente del animal, ya que puede que al rato se canse de las caricias y entonces es cuando debe parar.

6. Alimentarse

El gato ama la comida y aunque no tenga hambre es capaz de seguir comiendo. Si el dueño desea que su mascota esté sano y alegre, lo mejor es que varíe la dieta añadiendo premios en su rutina alimenticia.

7. Contemplar el mundo

Le entusiasma mirar lo que ocurre en el exterior, ya sea la circulación de las personas, los objetos que traslada el viento, etc, por lo que es normal que mire por la ventana. Por eso, el amo puede preparar un espacio al lado de la ventana, eso sí, conservándola clausurada.