La ardilla: hábitat, alimentación, comportamiento

La ardilla con nombre científico Sciurus vulgaris es un mamífero de orden roedor que engloba a unas 500 especies, su tamaño es pequeño ya que se comprende entre 6 y 30cm y pesa como mucho 1,3kg. Es un animal omnívoro al comer frutos, insectos o pequeños reptiles, y tiene una reproducción vivípara con un período de gestación de 28 a 44 días.

Una de sus mayores características físicas es la cola que es esponjosa y con mucho pelo, la cual se emplea para estabilizarse mientras se está moviendo, además de que sirve para nadar con más confianza y saber controlar la dirección a la hora de saltar.

La ardilla es uno de los animales más conocidos en el planeta Tierra y por eso en este artículo se va a mostrar la información más interesante.

La ardilla es uno de los roedores más conocidos en el planeta Tierra

El hábitat de la ardilla

De manera general, la ardilla vive en bosques coníferos donde hay árboles que presentan hojas perennes aciculares, igualmente opta por sitios que son cálidos y por eso hiberna durante las épocas de mucho frío en caso de que habite en sitios tan extremos.

Este roedor es conocido por crear sus propias madrigueras para poder habitar ahí en los momentos de oscuridad y la construye con dos salidas por si le atacan ya que así puede huir por el otro lado.

La alimentación de la ardilla

La ardilla es un animal omnívoro, destaca porque en su dieta no puede faltar semillas de los árboles y a veces decide descender de esta planta para coger lombrices que están por la corteza de los árboles. También es capaz de atrapar huevos pequeños de nidos de aves o reptiles que no están protegidos, además de nutrirse de insectos de todo tipo de tamaños. Toda la comida que recolecta la guarda en su madriguera y escondrijos para el momento que necesite comer, lugares que los utiliza en el momento que se esconde el Sol.

El comportamiento de la ardilla

La ardilla desarrolla sus actividades durante el día y para ello se mueve de forma veloz, ágil y silenciosa por los troncos y las ramas, además le encanta saltar de un árbol a otro.

Cuando está en la temporada de celo o cuando el macho organiza cacerías de hembras es en verdad su momento de hacer más actividades saltando por las copas.

Todo esto conlleva a que durante el resto de los días del año le gusta más estar en soledad, disfrutando de la naturaleza y de la vida solitaria.

Los datos curiosos de la ardilla

  • La ardilla pigmea africana mide solo 10cm y la ardilla gigante de los Alpes 73cm, dos de las especies más destacadas por su tamaño.
  • Los dientes incisivos son aquellos que no le paran de crecer durante su vida, por eso es muy común que mordisquee ciertos materiales como hacen otros roedores.
  • La ardilla es capaz de portar algunas enfermedades y la más destacada es la peste bubónica, una enfermedad contagiosa de gran mortandad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *