La personalidad de los gatos según su color

Para entender el carácter del gato es importante saber lo que opinan los que están en el hogar con él para que la convivencia sea totalmente plena. A rasgos generales, el felino tiene unas características que le definen, como es la independencia, la templanza, la limpieza y la territorialidad ya que le gusta tener todo controlado.

Cierto es que como sucede con las personas o con otros animales, cada felino tiene una personalidad distinta que puede estar influida por la educación que le ha ofrecido el entorno en el que ha crecido, por su género sea macho o hembra o por sus agentes endocrinos.

Hay investigadores que confirman que hay un vínculo muy estrecho entre el pigmento de la coloración de la piel y el neurotransmisor de algunas zonas del cerebro. En este artículo se va a explicar cual es la personalidad del gato dependiendo el color de su pelaje.

Los gatos según el color del pelaje tienen una personalidad u otra

El gato tricolor

El gato de tres colores es un animal que normalmente es hembra y se caracteriza por su manera fácil de enfadarse pero lo suple con sus ganas de ser amoroso. Hay que añadir que al llegar a adulto sigue conservando esa personalidad que tiene un cachorro ya sea su travesura, su indiscreción y su excitación.

El gato bicolor


El gato de dos colores tiene una personalidad bastante equilibrada pero a la vez le gusta estar distante, ya que a veces puede estar cariñoso con su dueño y al cabo de poco alejarse para que no le toque. Es una particularidad muy destacada de su carácter que hace que se le vea como un animal curioso y sorpresivo.

El gato negro

El felino negro se define como un animal amoroso, pausado, vergonzoso e instintivo. Durante muchos siglos se ha ido promulgando que el gato negro trae mala suerte y eso ha repercutido en él al sentir un rechazo por las personas. Esto no ha hecho más que demostrar su parte amorosa y complaciente con aquellos seres que se han volcado en él y que le han mostrado todo su afecto.

El gato blanco

El gato blanco es el que tiene una personalidad más enreversada y complicada de entender, además de que las personas deben tener más tiempo y serenidad para estrechar un vínculo con él. Es un felino que se caracteriza por su timidez, su lejanía y su impulsividad, y lo que más destaca es que es muy fiel con las personas más cercanas.

El gato gris

El felino gris destaca por ser muy revoltoso desde pequeños pero también tiene un lado divertido, cariñoso y fiel con las personas de su alrededor pero si no tiene la suficiente familiaridad se convierte en un gato suspicaz y vergonzoso.

El gato carey

Por último, el gato carey hace referencia a una historia mitológica y puede ser la causa por lo que es bastante variable pero a la vez es el más fiel. Suele ser el gato más tímido y áspero pero cuando crea una relación muy estrecha entrega todo lo que tiene de manera leona con algún arañazo muy tierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.