Motivos por los que tu gato duerme contigo

El gato es un mamífero carnívoro que proviene de la familia Felidae, además desde hace unos 10.000 años este animal convive de manera muy adyacente con los seres humanos. De forma general, este felino tiene un carácter independiente y libre pero eso no quita que también sea amable y juguetón, por eso muchas personas adoran a los gatos y los adoptan ya que hacen mucha compañía en el hogar.

Es un animal que necesita tener el cariño de los suyos, por este motivo casi todas las noches o incluso todas se acerca a la cama de su dueño para dormir con el, un acto que es relajante y agradable y por eso el amo no es capaz de echarlo de la cama.

En este artículo se van a mostrar los motivos por los cuales el gato siente la necesidad de dormir arropado junto a su dueño.

Al gato le apasiona dormir al lado de su dueño

1. Comodidad física y mental

El felino es muy dormilón, dependiendo si es cachorro o adulto dormirá más o menos pero la media es de 15 horas al día y durante el día es capaz de amoldarse a cualquier rincón del hogar. Puede ocurrir que sea muy exquisito y busque sitios con conocimiento de causa, que son los más cómodos, suaves y agradables, por eso se siente más a gusto en una cama acolchada y junto a su dueño, para descansar física y mentalmente.

2. Necesidad de sentirse seguro

Este animal está en constante alerta de lo que sucede en su entorno y a la mínima que escucha un estruendo raro aunque esté dormido se pone en vigilancia. Además es muy relevante el vínculo que se genera entre el gato y el dueño ya que para él ya forma parte de su familia y por eso dormir junto a él le proporciona una seguridad y una relajación que hace que pueda bajar la guardia.

3. Pasión por el calor

El gato prefiere el calor al frío y eso hace que busque el rayo del sol que traspasa las ventanas del hogar o los sitios más calentitos como al lado de un radiador o entre cabezales. Su cuerpo le pide tumbarse y dormir en sitios cálidos y por eso por las noches es normal que busque al dueño para dormir junto a él ya que necesita de su calor para sentirse cómodo y a gusto.

4. Necesidad de proteger

Se dice que el gato tiene un instinto protector que hace que sepa cuando su dueño está triste, estresado o que algo no va como debería. Por eso cuando el animal se da cuenta de la angustia que está pasando su dueño quiere ayudar y su manera de demostrarlo es acomodarse junto a el en la cama y alentarlo con su calor y su placentero murmullo.

5. Transmitir su afecto

Por último, el felino es arisco y huidizo pero también es capaz de demostrar que quiere a su dueño, para eso se acuesta con él ya sea en las piernas, en la tripa o en otras zonas del cuerpo humano. Además, si pasa ciertas horas solo en casa cuando llega el amo no va a querer más que demostrar todo el cariño que le tiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.