7 olores que odian los gatos

El gato es la simbolización felina de la limpieza y los olores es un asunto atrayente dentro del mundo animal. El gato tiene un olfato catorce veces más fuerte que las personas porque el sistema nasal es más grande aunque en apariencia no sea así, ya que se expande por la mayor parte de la cabeza.

Por cuestiones de desarrollo evolutivo, el gato tiene sus prioridades olfativas, hay olores que le apasiona y otros olores que, sencillamente, detesta, pero cada animal tiene su individualidad igual que los seres humanos.

Se pueden tratar de comestibles que tiene prohibido digerir, olores naturales o elementos químicos arriesgados.

Determinados olores pueden resultar más desagradables para un gatos que para otro; no obstante, la lista que se expone a continuación se basa en un conjunto amplio de esta especie. Así, merece la pena destacar que tu gato podría tener un sentido olfativo extraordinario.

1. Cítricos

La lima, la naranja, el limón y olores parecidos no son del agrado del gato, incluso hay repelentes que tienen ese tipo sustancia. No sienten demasiado el sabor, por lo que es probable que no se acerquen mucho a aquellas zonas en las que se encuentran uno o varios de estos elementos.

2. Pescado en pésimo estado

Tiene una similitud con el ser humano, el animal detesta lo que se encuentra caducado y no lo come, y en caso de que se le obligue, es posible que enferme o hasta se intoxique.

3. Plátano

Con un sabor suave y rico en potasio, pero nos es de su agrado y el mejor consejo es que si el dueño no desea que el gato se suba por ejemplo al sofá, es recomendable que restriegue (por fuera) una cáscara de plátano y así evita que el gato vaya allí.

4. Jabón y desodorante

Suele rechazar el olor potente y el olor a químicos, por eso, es importante que el amo tenga mucho cuidado con que productos de limpieza utiliza tanto para el hogar como para el bol de comida, la caja de arena o incluso su propia higiene.

5. Picante

Aquel alimento que conlleva algo de picante o muchos condimentos, como el curry o la pimienta.

6. Plantas

Tiene rechazo a los olores de algunas plantas porque percibe que es tóxico, por ejemplo, el eucalipto, por lo dañino que pueden ser sus aceites y el gato eso lo sabe. Otras plantas que se encuentran en su lista negra son el geranio, la lavanda o el tomillo. Si se desea que el gato pise el jardín es recomendable que coloque alguna planta de las mencionadas y así eludir el caos que puede realizar.

7. Otros gatos

No odia el olor de otro gato que ya conoce y con el que tiene un vínculo, si no el de un extraño. Si por ejemplo llega un nuevo gato a la casa, éste podría ponerse muy nervioso, ya que es un animal muy territorial. Los humanos creamos una conexión con otro individuo por diferentes vías, mientras que el gato la mayoría de las veces lo hace a través del olfato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.