Signos de dolor en el perro

El perro es un animal que tiene una forma de expresarse muy definida mediante actitudes y signos concretos y es lo que hace que tenga una comunicación muy buena con las personas ya que el lenguaje verbal no es la vía disponible. Esto hace que los individuos puedan saber en todo momento que es lo que le sucede al animal y de que forma actuar para poder tener una convivencia plena y poder atenderle de la mejor manera posible.

Sin embargo detectar que el can tiene algún tipo de dolencia no es tan fácil pero si que expresan distintos signos que pueden favorecer la comprensión, por ejemplo cojear o gruñir en el momento en el que la persona hace opresión en una zona con señales obvias de aflicción.

A continuación se van a manifestar los signos de dolor en el perro más llamativos.

El perro es capaz de mostrar el dolor a través de distintos signos

Respiración alterada

Uno de los síntomas más destacados cuando el can tiene dolor es la manera en la que respira que es alterada, sin tener en cuenta el momento de después de hacer alguna actividad física. Este signo resalta cuando el perro está tranquilo sin realizar ninguna actividad y comienza a respirar agitado ya que debería ser lo contrario.

Comportamiento agresivo

En este signo se parece al ser humano ya que el can puede que se convierta en un animal violento resaltando acciones como el gruñir fuerte o el morder, y por eso intenta estar alejado de los seres queridos ya que por su conducta tiene miedo de que le vaya a hacer daño. Esto hace que tenga un comportamiento antisocial dejando de saludar al dueño o no teniendo contacto físico, signos que se deben tener en cuenta al poder ser por causas como el dolor.

Pérdida de apetito

A veces ocurre que al animal no le apetece comer una vez pero si esto comienza a ser de forma seguida y en un día entero no le entra apetito ya es preocupante al poder ser por algún motivo de dolencia en el cuerpo. Es importante que el dueño no le de cualquier medicamento que el vea conveniente, lo mejor es consultarlo con el veterinario y que el decida el fármaco más apropiado.

Convulsiones o temblores

Cuando el perro tiene algún signo de dolor agudo lo suele expresar a través de convulsiones o temblores siendo dos reacciones instintivas que el propio cuerpo manifiesta como causa de algún tipo de enfermedad que va ligada con el desazón. Las enfermedades más habituales en este caso son el moquillo canino, la epilepsia y los quistes, entre otros.

Jadeos y lamidos excesivos

El perro no suda y por eso enfria su cuerpo a través del jadeo, entonces cuando realiza actividades físicas sobre todo en sitios de calor es normal que jadee pero si lo hace con mucha frecuencia y sin motivo alguno indica que está sufriendo algún dolor. Ocurre lo mismo con los lamidos, es normal que chupe cosas ya que es un animal muy fisgón pero si lo hace de forma continua también es señal de que algo le sucede.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *