Tigre de Bengala: Hábitat, alimentación, conservación

El tigre de Bengala o también denominado tigre indio es un animal típico relacionado con la cultura y la tradición de Bangladés e India. En concreto, es una subespecie del tigre y se localiza en lugares como bosques tropicales y subtropicales y la sabana.

Tiene una longitud de 3 metros aproximadamente, incluyendo la cola que mide entre 90 y 105 cm, y pesa entre 180 y 250 kilos. La figura de dicho animal es hermosa y formidable, un cuadrúpedo con patas corpulentas, mandíbula y dientes fuertes y una peculiar coloración.

El pelaje es lo más característico en el tigre de Bengala, siendo de un matiz naranja rojizo u tostado ligado a unas franjas negras, marrones o grises, y la parte de abajo, beige o blanca. Por temas de mutación genética, algún tigre de esta subespecie tiene la piel de color blanca con rayas oscuras, por eso se le denomina tigre blanco, y algún tigre que se encuentra en cautividad, al que se le llama tigre dorado, es por causa de otra mutación.

Hábitat del Tigre de Bengala

Este tigre habita en sabanas, selvas tropicales y subtropicales, terrenos pantanosos y herbazales de Nepal, Bangladés, Bután, China y Birmania, y en zonas de cautiverio. En el Programa de Recuperación Mundial del Tigre se ha estimado una cifra de 2.500 ejemplares de tigre de Bengala, que se concentran sobre todo en Bangladés.

Alimentación

Es un animal carnívoro que puede alimentarse de especies grandes como el búfalo de agua, el leopardo, el chital o el jabalí, y también de animales pequeños como el pavo real, el conejo o el puercoespín, pero además, es capaz de embestir al ganado doméstico como resultado de la ocupación de su ambiente. Llega a ingerir 40 kilos de alimentos cuando su apetencia es alta aunque a diario suele comer menos.

Caza

Utiliza la estrategia de la cautela y del camuflaje en el momento de la caza. El tigre se oculta entre la hierba para contemplar a su víctima, y en el momento más oportuno, se echa de manera silenciosa por el costado o por detrás de la presa, da un salto velozmente y le muerde en el cuello o con sus garras retráctiles le propina una zarpada. En ese mismo instante, el tigre tira de su víctima varios metros para comérselo, y a veces lo traslada hasta el agua.

Comportamiento

Es un animal solitario, sobre todo el macho, quien no coexiste con otros de su especie aunque la hembra sí que forma grupos de tres o cuatro tigresas más junto a sus crías. También es muy territorial, y para que quede muy claro cual es su terreno, moja los árboles y las rocas con una combinación de orina y almizcle, lugar donde tiene el idóneo suministro de comida y agua, la serenidad, la protección y en el caso de las hembras, la evolución de sus crías.

Reproducción del Tigre de Bengala

El ciclo de embarazo dura entre 98 y 108 días y suele dar entre 1 y 4 crías, que a los 6 meses ya están aprendiendo a cazar, a los 2 o 3 años comienzan una vida solitaria y a los 3 y 5 años alcanzan el desarrollo sexual.

Conservación

La población de los seres humanos ha ido creciendo a lo largo de los años y esto ha originado que el tigre de Bengala se sienta amenazado en su propio ambiente, ya que el cazador furtivo los extermina de manera cruel, y utiliza su piel y su cuerpo para disecarlo y mostrarlo como un premio.